✈ ENVÍO GRATIS A TODO COLOMBIA - ESCRÍBENOS EN WHATSAPP 📲 +57 313 530 6000

Fitness

Rutina para bajar abdomen

Rutina para bajar abdomen

Para reducir el abdomen por todos y todas resulta conocido que tanto la alimentación, como por supuesto la actividad física suponen dos elementos fundamentales para lograrlo.

Pero, muchos desconocen que no sólo basta con eso sino que además ello tiene que ir acompañado de una buena rutina y que depende del género.

A continuación podrás ver una adecuada rutina para bajar abdomen mujeres.

Rutina Para Bajar Abdomen, Mujeres Adaptando La Solución

Tal y cómo se decía, la rutina para bajar abdomen mujeres diferirá en cierta medida de la forma en la que los hombres reducen su abdomen, por ello llevar a la práctica una rutina personalizada para el género femenino resulta indispensable para lograr los objetivos de reducción abdominal adecuadamente.

Por supuesto que la base de la alimentación y de la actividad física podrá resultar la misma, pues evidentemente existen unos principios universales que van más allá del género en cuestión que te servirán y te resultarán útiles tanto seas hombre cómo mujer.

Pero sin duda, si eres mujer seguir una personalizada rutina para bajar abdomen mujeres te resultará necesario para lograr amoldar esa reducción a tu cuerpo y optimizar la acción de lograrlo.

Concreta Rutina Para Bajar Abdomen Mujeres

Dicho lo anterior, cabe adentrarse en cual es aquella concreta rutina para bajar abdomen mujeres para que la estrategia de reducción abdominal que cualquier mujer haya puesto en marcha le resulte eficaz y fácil de llevar a cabo:

  • Para que una mujer pierda peso la rutina en su día a día en la alimentación es básica. Por ello la clave resulta en realizarse un calendario de ingestas alimentarias (detallando las horas en las que se comerá y lo que se comerá) y no saltárselo nunca. Debes ser muy estricta con eso.
  • Del mismo modo que para la debida rutina alimenticia los tiempos de ingesta son muy importantes, también lo es el contenido de cada ingesta. Debes realizarte un planning de 5 ingestas al día, con un aporte calórico menguante y con la siguiente secuencia: por la mañana más hidratos de carbono, durante el día más proteínas y al acercarse el anochecer un mayor aporte vitamínico ira resultando más necesario.
  • La rutina en el ejercicio es indispensable, debes tomar como punto de partida el sistema 60×5, es decir mínimo 60 minutos de ejercicio al día, por 5 días a la semana.

Para reducir abdomen las mujeres los ejercicios aeróbicos suponen un gran aliado, pero recuerda siempre siguiendo una pauta y la rutina establecida.

Cómo puedes comprobar la rutina es la piedra angular para que tus planteamientos de reducción del abdomen tengan éxito, pero ya ves que no todas las rutinas te servirán, escoge una rutina específica para mujer.

7 Beneficios de correr a diario

7 Beneficios de correr a diario

El ejercicio físico favorece la salud en general, está más que demostrado. Si no tienes tiempo, ganas o dinero para pagar un gimnasio, salir a trotar o correr es una excelente opción para ponerte en forma y obtener todas las ventajas de la actividad física.

El running sirve para mejorar tu salud tanto física como mental. Ya no te puedes poner excusas.

¿Falta de tiempo? Con 30 minutos al día basta. Incluso un estudio que comento en el artículo demostró que correr tan solo 5 a 10 minutos diariamente reduce el riesgo de sufrir algunas enfermedades.

¿Todos los días? No es necesario, es suficiente con 3-5 días por semana.
¿No estas en forma? No importa, puedes empezar por una baja intensidad.
¿No tienes donde hacerlo? Lo puedes hacerlo en la ciudad, parques, gimnansio, cinta estática…

Solo necesitas calzado cómodo y motivación. A continuación, los principales beneficios de correr la salud de mujeres y hombres.

Un estudio realizado por la Universidad de Carolina del Sur encontró que el ejercicio físico es capaz de aumentar el número de mitocondrias no sólo en los músculos, sino también en el cerebro.

Las mitocondrias generan energía para el funcionamiento de las células, por eso los músculos cuyas fibras tienen más mitocondrias, sienten menos la fatiga y por lo tanto tienen más resistencia.

Análogamente, el aumento de la biogénesis de mitocondrias en las células del cerebro también puede ayudar a evitar la fatiga, pero además, también es potencialmente capaz de disminuir el riesgo de sufrir varias enfermedades del sistema nervioso central y ciertas demencias, frecuentemente caracterizadas por la escasa función de las mitocondrias.

Además, este aumento de las mitocondrias en el cerebro puede ayudar a pensar mejor o más claramente, según la opinión del Dr. Davis, co-autor del estudio.

Afortunadamente, no es necesario salir a correr maratones para obtener estos beneficios. Trotar durante 30 minutos diariamente durante algunas semanas es suficiente para estimular la formación de nuevas mitocondrias y así mejorar el funcionamiento de tus neuronas.

2-Evita la depresión

Salir a correr puede ayudarte a sentirte mejor por muchas razones. Pero una de ellas es que el ejercicio físico moderado estimula la expresión de un gen que tiene un importante efecto antidepresivo.

Según los datos de un estudio realizado por la Universidad de Yale, los ratones que corrían en su rueda 3 km todas las noches durante una semana, habían aumentado notoriamente la expresión de gen VGF (entre otros), el cual tuvo un efecto antidepresivo importante en comparación con los ratones que permanecieron sedentarios.

La identificación del gen VGF es una de las posibles explicaciones de por qué el ejercicio físico puede funcionar como antidepresivo, lo cual hasta el momento no estaba muy claro.

Además, al correr aumenta la producción de endorfinas y ciertos neurotransmisores que favorecen la sensación de bienestar general. Muchos mencionan haber experimentado una sensación de “euforia” al correr, debido a la secreción de beta endorfinas, que son opiáceos naturales.

Por otro lado, también existe evidencia científica que demuestra que el hábito de correr aumenta la secreción de serotonina y norepinefrina en el cerebro. Estas sustancias son neurotransmisores conocidos por su importante y beneficiosa influencia sobre el estado de ánimo.

Implementando nuevos hábitos

Implementando nuevos hábitos

Cuantas veces te has propuesto despertar más temprano, comenzar una nueva dieta o hacer ejercicio todos los días?

Sin duda implementar nuevos hábitos es difícil, sobre todo cuando no sabes cómo hacerlo correctamente, bueno de eso se trata este post, definiremos la forma adecuada de convertir tus propósitos en acciones y resultados concretos.

Primero debemos entender que son y para qué sirven, el hábito es el resultado de una acción que repites frecuentemente de forma inconsciente, nuestro cerebro convierte casi cualquier rutina en un hábito para ahorrar trabajo, deja de concentrarse en tareas básicas como caminar, correr o comer para dedicar esa energía en labores más importantes como inventar lanzas, aplicaciones, video juegos, etc.

El hábito está conformado por tres sencillos pasos:

  1. El primer paso involucra una señal (ejemplo, Cuando vemos el anuncio publicitario de un alimento justo en la hora en que habituamos almorzar). Nuestro cerebro le indica al cuerpo que es hora de comer y se pone en modo automático.
  2. El segundo paso es una rutina (ejemplo, Cuando salimos del trabajo y nos dirigimos al restaurante donde acostumbramos comer siempre o nos dirigimos hacia nuestro hogar, incluso llegamos sin percatarnos del recorrido).
  3. El tercer paso es un premio (ejemplo, la ingestión del alimento) que le permite al cerebro determinar si vale la pena guardar este ciclo para el futuro.
  4. Con el tiempo este ciclo (señal, rutina, premio) se hacen más automáticos hasta que se convierte en un hábito.

 

 

Los hábitos son muy poderosos, pueden surgir sin que lo sepamos y  sin nuestro consentimiento. Además, influyen en nuestras vidas mucho más de lo que creemos. De hecho, son tan poderosos que nuestro cerebro los prefiere a veces antes que al sentido común.

Vamos al punto, como crear nuevos hábitos

La forma correcta de cambiar un hábito, es mantener la señal y la misma recompensa, pero cambiar la rutina, por ejemplo si quieres incluir ejercicios en la mañana:

Todos los días en la mañana suena el despertador, lo apagas y das una vuelta más en la cama, esperas que sea más tarde y finalmente te levantas para preparar tu desayuno.

Señal: el sonido del despertador

Rutina: Apagar el despertador y seguir en la cama hasta que sea necesario levantarse.

Premio: Desayuno

Implementando un nuevo hábito: 

Señal: El sonido del despertador

Nueva rutina: Te paras inmediatamente de la cama, te alejas de ella para evitar caer nuevamente en la trampa, mueves tus brazos enérgicamente y haces 4 series de 10 flexiones de pecho y 30 abdominales.

Premio: Desayuno, con un delicioso café, chocolate o la bebida que más te guste.

Ahora inténtalo, recuerda que la clave está en la palabra “hasta” así que prueba una y otra vez hasta que lo hayas conseguido.

Basado en el libro: El poder de los hábitos de Charles Duhigg